viernes, diciembre 26, 2008

lunes, marzo 10, 2008

Rebeldía para cambiar al mundo

Antes he dicho que es necesario cambiar al mundo y lo sostengo, básicamente porque no estoy de acuerdo con la forma en que el mundo funciona (o no funciona) como está actualmente y creo fervientemente en que podemos tener un mundo mejor, donde con sólo algunos pequeños ajustes de actitud y perspectiva podemos, simplemente, ser más felices. Afortunadamente he encontrado muchas personas que opinan más o menos lo mismo que yo, aunque con diferentes matices.

Cambiar el mundo, sin embargo, no significa ni realizar actos que obren cambios cataclísmicos de un día para otro, ni mucho menos tratar de imponer la volutad propia sobre la ajena. Contrario a lo que piensen algunos, ningún ser humano es igual a otro: hay quienes son más inteligentes, más carismáticos o tienen más recursos o influencia que otros, y tomar esas ventajas para colocarse sobre otros y tratar de dirigirlos cual Mesías a lo que ellos consideran que es "lo correcto" es lo mismo que quitarles su capacidad de decidir por ellos mismos.

De la misma manera, tampoco se trata de patear el status quo sólo porque sí, por molestar o por denotar una "rebeldía" que más parecen fantasías adolecentes de poder. No, no, no... cambiar el mundo es realizar un acto de bondad aleatorio para beneficio de los demás en lugar de buscar el beneficio propio, es sacrificar un poco las ventajas y comodidades propias que damos por sentadas para que puedan a su vez tocar a otros.

Tristemente he tenido conversaciones con personas cercanas sobre este tema y al parecer sus buenas intenciones parecen terminar siempre en su propio enaltecimiento. No juzgo a nadie, no digo que estén "bien" o "mal", sencillamente creo que todas las decisiones tomadas bajo el paraguas del fanatismo y del enaltecimiento del ego no pueden acabar bien para nadie.

Cambiemos el mundo, para bien de todos, porque al final será para bien de nosotros mismos.

viernes, enero 04, 2008

A Glimpse of Fate

La banda en ReMix México 07

La banda de QuiteLoud, Janete, Jaime, Alexis, Juan, Christian y yo mero en el super-cocktail de ReMix México 07, en el Hotel Sheraton del Centro Histórico de la Cd de México el pasado 22 de Noviembre del 2007.

Hay un montón de fotos de ReMix México 07 en Flickr.

jueves, enero 03, 2008

MMVIII

¡Feliz año nuevo 2008!

Sí, ya sé que he dejado desatendido TBoF por varios meses y a mi defensa sólo puedo argumentar que he estado terriblemente ocupado con cosas de trabajo y por el estilo, ¡pero para nada me he despegado de la blogósfera! En los últimos meses del año pasado pude asistir a dos B&B en la ciudad de México, y aunque llegó el fin del podcast Café Internet (conocido por acá como 'The Voice of Fate') me he iniciado en el vicio de microblogging con Twitter.

Tal vez lo mejor del año pasado es que logré realizar (con ayuda de mucha, mucha gente) algo que desde hace varios años un evento masivo exclusivamente sobre temas de web: ReMix México. La historia es bastante larga pero la iré desgranando poco a poco por acá en los próximos días.

Porque, a pesar de lo que digan muchos (por ejemplo, el mentado Taker) sigo activo por acá, y después de unas pseudo-vacaciones de fin de año regreso un poco más organizado y con un montón de cosas que contar.

Por cierto, quiero agradecer al Taker por pagar puntualmente la apuesta que hicimos sobre el juego de Denver-San Diego el día 24 de diciembre... ya nada más me debes una máscara, mondrigo, aunque estés de chillón.

Año nuevo, cosas nuevas. Ren dice que este año pinta bueno pero difícil (what else is new?) y personalmente no planeo hacer propósitos sino repensar (y repasar) algunas cosas que aún tengo pendientes, tanto de trabajo, relaciones o kármicas.

Como siempre, nos seguimos leyendo.